6 de abril de 2017

EL CICLO OODA EN TIRO DINAMICO Y SU CONVERSION EN BLIN (BUSQUEDA, LOCALIZACION, IDENTIFICACION, NEUTRALIZACION).


Despues de un tiempo, habiendome tomado unas vacaciones necesarias entre las cuales tambien formaron parte algun taller y entrenamiento con gente amiga, decidi desarrollar este tema, para lo cual repase muchos apuntes  sobre el ciclo OODA, y su conversion en nuestro ambiente de tiro al concepto de Busqueda, Localizacion, Identificacion y Neutralizacion (BLIN),  pero ninguno de mis apuntes, anotaciones, articulos etc., reflejaba completamente lo que queria expresar, como lo hace el amigo Jose Angel Soguero, quien cuenta con muchisima experiencia al respecto y que me permiti transcribir.




Imagen relacionada


EL CICLO OODA
Por Jose Angel Soguera

Observar, Orientar, Decidir, Actuar. ¿Cuántas veces realizamos al día esta asociación de acciones?. La respuesta es sencillamente miles de veces. Cada vez que realizamos un movimiento, cada vez que plasmamos un pensamiento en una acción, cada vez que realizamos labores mundanas, siempre repetimos ese ciclo de acciones.
Observamos nuestro mundo, nuestro entorno, nuestra casa, nuestro vehículo, nuestro puesto de trabajo, nuestra vida. Y en un momento dado, tomamos un especial interés en realizar un gesto, un movimiento, una acción, y nos volcamos cognitivamente y físicamente en hacerlo. Para ello llegamos en apenas una milésima de segundo en tomar una decisión, como hacerlo, porque lo hago, y todas y cada una de las variables que pueden surgir en el plano cognitivo y racional, previo a la realización de la acción deseada. Finalmente, decidimos actuar, decidimos hacerlo, y nos lanzamos a ello, movemos nuestro cuerpo y ponemos en marcha el complejo sistema fisiológico.
Y todo comienza cuando en ese escaneo de nuestro mundo, una chispa nos hace focalizar una idea. Tengo hambre…voy a la heladera…la abro…. ¿que veo?…una fruta…mmm tengo hambre…voy a saciarme con la fruta…..voy a extender mi mano y la cogeré, y me la llevaré a la boca, y la morderé y masticaré…..me deleitaré con sus sabores y texturas…
Esto sería el proceso mental de nuestro ciclo OODA sobre el hambre y como saciarla.


Y el proceso de orientar nuestra decisión ante una necesidad surgida, es el elemento más importante del ciclo OODA. Sin la orientación, sin esa capacidad de “fijarnos”, sin esa sensación de deseo de hacerlo, no seriamos capaces de poder hacer nada. Nuestro deseo, nuestra fijación en algo, es lo que nos articula fisiológicamente a realizar esa acción.
Cuando en un enfrentamiento armado, hay que disparar al adversario, lo primero que hacemos de forma instintiva es mirar, buscar con la mirada y con los demás sentidos la procedencia de la amenaza. Una vez que la hemos localizado, nos fijamos en ella, la analizamos en un proceso mental que es inferior a un segundo, y en todo ese tiempo organizamos nuestra mente y nuestro cuerpo para dar el paso siguiente, que es desenfundar, apuntar, disparar, correr, parapetarnos, etc. Ese proceso organizativo es el que denominamos orientación, porque en él se dan las condiciones de tomar y distribuir todos los datos recibidos de la observación, para una vez ordenados, remitirlos al proceso de toma de decisiones (la decisión de desenfundar y responder al fuego del adversario con nuestra arma).
Ahora pensemos en la actitud del agresor, que nos ha visto, ha orientado sus pensamientos a dispararnos, ha decidido dispararnos y nos dispara. Su ciclo OODA se ha basado en su necesidad (deseo) de abrir fuego contra nosotros, ha decidido el momento, el lugar, el modo de hacer fuego. Y pensemos en nosotros, en nuestra respuesta.
Si nuestra reacción es la que el agresor espera, seguramente seremos una baja. Como en toda emboscada, es muy complicado salir de ella, si el que la ha preparado ha estudiado todos los matices de la misma. En nuestro caso ante la agresión de arma de fuego y disparo, si se trata de un hecho sorpresivo, seguramente dependiendo de la distancia, tipo de arma, y nuestra posición espacial en su sector de tiro, con toda la probabilidad seremos una baja.
Pero pensemos por un instante que somos capaces de “ver” el acto de agresión, que vemos al agresor salir, actuar. Nuestra respuesta si es equitativa provocará en el agresor un estado de “confusión”. Ya no se trata de disparar a un blanco, sino que el blanco (nosotros) acaba de moverse, y acaba de reaccionar (por ejemplo) haciendo uso de un arma de fuego “orientada” hacia el lugar donde se encuentra el agresor, mientras corremos hacia otro lugar distinto al que nos encontramos, y donde hemos sido atacados.
El agresor, que iba convencido que en tal sitio iba a dispararnos, ahora se encuentra con el dilema, que ya “no estamos allí”, y para colmo de sus pesares, nos acabamos de convertir en un “blanco reactivo”, que está devolviendo disparos a los suyos.
¿Qué sucede en la cabeza del agresor?. Lo primero es un estado de sorpresa, que corta en automático el proceso OODA que había motivado su deseo inicial de dispararnos como él quería y donde él quería. El agresor debe “recalcular” sus acciones, y debe volver a observar, a orientar, a decidir y a actuar. Ese tiempo puede ser un segundo o dos. ¿Cuántos metros puede recorrer usted en un segundo?¿cuantos disparos puede realizar en un segundo?
Acabamos de forzar al agresor a reaccionar a nuestros movimientos y decisiones, ya no es que nosotros debamos reaccionar a sus intenciones, sino que él, acaba de perder su iniciativa.
Existe la tendencia a pensar que el ciclo OODA se inicia en el mismo momento del conflicto. De ser así difícilmente podríamos salir airosos, porque como ya he comentado con respecto a la emboscada, el que la prepara selecciona con minuciosidad todas las variables. El ciclo OODA realmente se inicia con antelación, cuando somos capaces de leer el entorno y cuando tenemos tiempo para modificar nuestra conducta y nuestras reacciones ante la lectura del entorno.
Si somos capaces de interpretar por adelantado la acción del agresor, podremos inducir ese cambio, ese “recalcular” sus decisiones y acciones. Una vez dentro de la acción, es muy complicado variar el objetivo final del que inicia la acción.
El análisis de la situación y sintetizar esa información, junto con la experiencia, son las dos herramientas claves para desarrollar ese instante “anti-OODA” del agresor. La experiencia nos indica que procesos o situaciones ya vividas, nos muestran pautas y pistas sobre lo que puede pasar. De alli que sea importantisimo el entrenamiento inteligente.
Quien nunca se ha quemado cocinando, hasta que no lo hace, no descubre que ciertos aspectos de la física y la química actúan en un momento,  por tocar una parte de una olla en el fuego, o por una salpicadura de aceite de la sartén al fuego. Una vez que uno se ha quemado, ya sabe lo que puede venir si en la olla el agua está en fase de ebullición y se nos ocurre acercar la mano a las partes de la misma que no están protegidas. Y ello nos permite día a día que al cocinar no nos quememos, salvo por accidente.
Si un sospechoso delante de nosotros, con la camisa por fuera se entrega dócil, y ya hemos tenido experiencia sobre personas que portan armas ocultas en el pantalón, tapadas por camisas , remeras o camisetas por fuera del pantalón, andaremos prevenidos de cualquier tipo de acción. Y nuestro protocolo podrá adecuarse a ese conocimiento previo.
Si nunca nos hemos enfrentado a esta situación, en un momento dado el sospechoso puede subirse la camisa y sacar un arma oculta con la que agredirnos. Y esa primera vez nos tomara desprevenidos. Y ya en plena ejecución del proceso OODA del sospechoso, nuestras reacciones marcarán la diferencia entre vivir o morir. Si antes de que el sospechoso pueda levantarse la ropa para acceder al arma y manipularla, nosotros le sometemos a un control férreo, su idea de agredirnos se disipará tal y como estaba diseñándolo en su mente, por lo tanto, le habremos “roto” su ciclo. Y si quiere hacerlo, deberá volver a diseñar un nuevo proceso para ello.
No se trata de jugar al gato y al ratón, se trata de dependiendo de nuestro nivel de alerta, ser capaces de prever anomalías en los comportamientos o en el propio entorno, y ser capaces a su vez de con nuestra actitud y resolución, modificar esos comportamientos anómalos.
A partir de ese punto entran en juego los ejercicios Force on Force. Si de una experiencia más o menos resuelta, somos capaces de analizarla y proyectarla en decenas de escenarios posibles, de decenas de posibilidades modificadas, seremos capaces de ampliar nuestra experiencia.
Si por ejemplo aplicamos esa experiencia de arma oculta, en vez de en plena calle, pasarla a un vehículo, a un control de personas, a un tumulto, a una zona urbana con transeúntes, a una estancia cerrada, etc. Estaremos enriqueciendo nuestra experiencia. Si al entrenamiento en esos escenarios ampliados, les añadimos estresores o inoculadores de estrés, todavía aumentaremos más nuestra “biblioteca” de recursos y experiencias.
No siempre la experiencia debe de venir de una acción real violenta, podemos inducir a la experiencia a través del diseño de escenarios realistas, que requieran una aplicación seria y estudiada, analizada y evaluada del alumno con  ejercicios realistas. Y para ello el Force on Force,  es una herramienta válida.
En algunos de los talleres que imparto, suelo preguntar a los concurrentes sobre algún hecho en el que el protocolo ejecutado fue positivo o negativo, y a través del relato, diseñamos ese hecho, lo vamos modificando con variables y posibilidades, y ante una misma respuesta, planteamos diversos problemas. Y los concurrentes son los que van desarrollando y determinando mediante su actitud y aptitud, resoluciones. Al final, de un hecho, hemos creado un abanico de posibilidades, todas experimentadas, y que en un momento dado, servirán de experiencia llegado el caso de tener que resolver en el día a día una situación similar.
No se trata de inventar o proponer situaciones inverosímiles, sino de proponer escenarios en los que la conducta del agresor se tenga que modificar ante la respuesta del que es agredido, ante su anticipación y resolución. Y a veces el combinar el rol agresor y agredido, nos proporciona una doble experiencia. Porque siempre hay que intentar descubrir cómo piensa y cómo actúa el que agrede. Y para ello nada mejor que pasar al otro lado de la línea en este tipo de entrenamientos.
DSC_0174Y ser conscientes como nuestro proceso OODA se ve condicionado ante la reacción o prevención de nuestros compañeros. Y ser testigos en primera persona del esfuerzo que conlleva “recalcular” nuestras decisiones y acciones.
A veces seremos conscientes de la dificultad de montarse en el viaje de los reflejos condicionados, y no sólo por parte del agredido, sino por parte del agresor que si no quiere salir de su espiral de decisiones debe condicionarse a adaptar sus acciones y procesos cognitivos a la modificación del entorno y de la actitud del agredido.
Hasta aqui el articulo  del amigo Jose Angel Soguero.------------------------------------------------
En nuestro medio de Tiro Dinamico, el proceso OODA lo hemos reconvertido en BLIN (Busqueda, Localizacion, Identificacion y Neutralizacion). Este concepto aplicado a un entrenamiento inteligente, compuesto de escenarios realistas, (basados en la aplicacion del sentido comun, tal como es el medio en el cual desarrollamos nuestra vida), nos permitira ir agudizando los sentidos, ir afinando la observacion. Muchas veces lo digo y lo repito. Nuestro escenario urbano dista mucho, quizas muchisimo, de otros escenarios conocidos (Mexico, Centro America, Colombia, Brasil el mismo conourbano bonaerense, etc.). Nuestro medio (Cordoba Argentina), tiene aristas particulares. propias de nuestra idiosincracia, de nuestra forma y manera de vida. Generalmente veo en nuestro poligono, que los tiradores asisten vestidos como para una guerra (Tacticool). Siendo la mayoria por no decir todos, civiles, asisten vestidos de manera camouflada, con pañuelos de la guerra del desierto, chalecos tacticos, borceguies color arena o similares, etc. 
De alli me pregunto, como se verian transitando a las 9 de la mañana  por nuestra area peatonal, donde todos visten de paisano, a la moda actual. 
Saben como se verian? como una mosca en la leche. Se distinguirian a la distancia. El uniforme de combate es para quienes se dedican a ello, es decir las fuerzas policiales o de seguridad. Nosotros tenemos el mejor camouflage que puede existir en el mundo civil. Podemos andar de civil y perdernos con facilidad entre la multitud. 
Como creen que visten quienes son nuestros agresores? Visten de manera casual, a la moda y hasta se dan el lujo de llevar una remera de repuesto o una campera reversible. Una vez cometido el acto ilegal, se alejan de la zona cambiandose la remera, sacandose la gorra, dando vuelta su campera, dificultando su identificacion en todo el entorno civil. Entonces digo, por que no aprovechar esa ventaja?. Debemos practicar tal y como nos sorprenderia una situacion propensa a un enfrentamiento, inclusive deberiamos afinar nuestro sentido de observacion a traves del concepto de BLIN o ciclo OODA, para verdaderamente identificar el blanco agresor entremezclado con muchisimos blancos inocentes.
Ese mismo concepto podria ser utilizado por las fuerzas de seguridad o policiales, si bien tienen cuerpos especiales que transitan de civil, son los menos. Hoy esta de moda el concepto de Sensacion de Seguridad. Este concepto pretende que la poblacion se sienta segura viendo a un oficial de policia vestido de combate, en vehiculos pintados y balizados para que se vean a la distancia. El problema es que el caco, el maleante, tambien los ve y a la distancia y comete sus agresiones lejos de ese personal de seguridad. Muchas veces nuestra policia pretende que pase un movil con la baliza encendida frente a nuestra casa, para que entremos a sentirnos seguros. El tema es que el agresor tambien emplea el ciclo OODA o BLIN e identifica con suma facilidad al uniformado o al movil policial, define la zona o lugar donde se encuentra este personal, que no es dios y no puede estar en todas partes al mismo tiempo.
 Imaginemos por un momento que estamos en el area peatonal, aparece un caco o maleante agresor, saca su arma en medio de la gente una vez que verifico que a su alrededor no se encuentra uniformado alguno. Amenaza a una victima enfrente de todos, desapodera de los elementos de valor a esa victima y cuando esta por salir a la carrera se encuentra rodeado de personal  policial pero de civil, que se identifica como tal. El resultado es imaginable. Pero hoy esta el concepto de la Sensacion por sobre la realidad y asi nos va en materia de Seguridad Ciudadana. Quizas dentro de algunos años releamos este articulo y la realidad sea otra. 
En fin, volviendo al ciclo OODA o BLIN, entrenemos de manera inteligente en un escenario realista, con actores y objetos similares a los que encontraremos en la realidad, sin dejarnos inducir por peliculas de moda tipo RAMBO, vestidos de paisano evitando el tacticool y tratando de agudizar y afinar nuestro ciclo OODA o BLIN. Cada ejercitacion debe conllevar ese momento de estress que se vive ante una situacion inesperada, rapida y que exige una decision mas rapida aun. Llevar ese escenario de practica a lo que ocurriria dentro de nuestra propia vivienda. Reconocer cada lugar posible de ser utilizado como cobertura. Saber que podremos desplazarnos en un entorno conocido, ejecutar todos los cortes de torta posibles y ejecutando un ciclo OODA planificado con la mayor informacion posible (que seguramente conoceremos), el agresor se encontrara en un escenario desconocido para el y con ventaja para nosotros, entonces aprovechemos al maximo y practiquemos de manera inteligente.


Ing. Pedro E. Navarro
Otoño 2017



25 de septiembre de 2016

PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO PARA TIRO DINAMICO

Comenzar con esta especialidad no es facil, principalmente cuando traemos el codigo (para no decir las mañas) de otras disciplinas.

Si provenimos de disciplinas de tiro tradicionales, con tiros largos y precisos y quizas apuntando con un solo ojo, con disparos a una sola mano, la cosa se complica al principio. 

En cambio si venimos de disciplinas competitivas como el Tiro Practico o quizas tambien FBI, el tema es mas liviano y los objetivos seran rapidamente alcanzados.

Cualquiera sea el origen, es sumamente necesario participar de las clinicas de iniciacion al Tiro Dinamico y en lo posible llevar a cabo los tres niveles de tiro con arma corta.

 En general ya con el primer nivel en nuestro haber, seguramente tomaremos contacto con las tecnicas basicas y resoluciones que nos permitiran encarar el resto de los niveles y situaciones, con mas facilidad.

No obstante ello, y una vez que contamos con dichas tecnicas, lo que viene es el entrenamiento inteligente. Este entrenamiento tambien denominado entrenamiento planificado tiene en cuenta la premisa fundamental, de poder lograr la mecanizacion necesaria para dominar la extraccion o desenfunde, la alineacion y el disparo. 

Para poder lograr esta mecanizacion, es sumamente necesario  repetir estos ejercicios infinidad de veces.

Como solia decir el maestro Juan Carlos FERREYRA "No hay forma de dominar ninguna tecnica, sin practicarla hasta el cansancio".

Como practicante y cultor ademas del Tiro Dinamico, me gusta la musica y sobre todo los instrumentos de viento.

 Todo musico sabe y conoce que, para lograr una buena ejecucion, debe comenzar practicando las distintas escalas musicales. Por tedioso que ello sea.

 De esta manera acostumbra su oido y tambien busca mejorar esta ejecucion, con rapidez y precision en la digitacion, manejando las tecnicas de respiracion adecuadas

. Esto a traves de ejercitarse con las escalas una y otra vez asi hasta el cansancio.
 Siempre previo a ejecutar algun tema, acostumbro a entrar en un semicalentamiento, practicando escalas y a traves de ellas logrando un sonido preciso, sincronizando la digitacion.

En Tiro Dinamico sucede exactamente lo mismo y si Ud practica cualquier otro tipo de actividad, esto es una premisa fundamental.

 Si quiere lograr un buen resultado, se debe practicar cada tecnica, cada paso hasta el cansancio y volver a repetir.

 Muchas veces cuando en un pasaje se encuentra alguna dificultad, se divide ese pasaje en pequeñas etapas y se practica esa etapa hasta que resulte. Luego se sigue con todo el conjunto.

Volviendo al tiro Dinamico, esto me motivo a escribir sobre un plan de entrenamiento basico para desarrollar como minimo una vez por semana (lo ideal es llevarlo a la practica 3 veces por semana, pero muchas veces resulta oneroso por el costo de la municion o  por no disponer del tiempo necesario). 

Nota: He tomado como referencia los ejercicios indicados en el Manual de Tacticas y tiro Defensivo del maestro Juan Carlos Ferreyra, particularmente los graficos, adaptandolos (lo poco que se puede llegar a adaptar sobre un excelente trabajo de este Instructor).
Este Manual es dificil de conseguir  y corresponde a un fondo editorial grafico del año 1996.

Lo ideal tambien es llevar a cabo esta practica, con la ayuda de un Instructor o compañero de tirada, que pueda observar nuestros defectos, indicarlos y corregirlos. Por supuesto que otro ojo avizor es necesario para cuidar tambien nuestra seguridad.

Este programa de entrenamiento basico, parte estableciendo una meta u objetivo, informacion fundamental que nos ayudara en el contraste del avance logrado.

 Nunca pero nunca se debe avanzar a un nivel superior, sin tener en claro y haber logrado la meta u objetivo trazado en la practica diaria.

Muchas veces nos encontraremos con un nudo o problema tedioso, generador de errores que nos aleja del objetivo propuesto.

Pues entonces deberemos repetir la tecnica hasta lograr superarlo, de lo contrario de nada nos sirve avanzar y solo lograremos quemar mas polvora sin obtener el resultado esperado.

No se trata solo de disparar sino de que cada disparo logre el objetivo propuesto.

Muchas veces nos encontramos con tiradores que mencionan disparar 300 o 400 cartuchos por sesion, repitiendo las tandas de disparos y avanzando en las distintas tecnicas, pero en realidad repiten las tecnicas y tambien los errores. 

Entonces repito lo importante no es avanzar a cualquier costo, lo importante y a la vez necesario es avanzar sin errores, para lo cual hay que saber detectarlos o tener alguien que los interprete y los señale.

 De alli la importancia de practicar con un instructor o compañero avanzado de tirada.


Entremos entonces de lleno a este programa de entrenamiento.

Los blancos a utilizar son los denominados Brusela o blanco con cabeza pero pueden utilizarse los blancos de IPSC, sobre todo al principio de este programa.


                                               Blanco tipo  Brusela o con cabeza



Blanco tipo IPSC


Todos los disparos y practica se llevan a cabo con los dos ojos abiertos, como corresponde al tiro Tactico o Defensivo.

Practica 1 tiro apuntado a corta distancia

Bastidor con el blanco a una altura de 1,50 metros desde el hombro al piso.
Distancia al Blanco desde la posicion del tirador  5 metros.
Pistola de servicio o de practica con 2 cargadores.
Cada cargador con 10 cartuchos.
Timmer para medida de los tiempos de ejecucion.

Objetivos: Lograr un desenfunde correcto y rapido, sin cometer errores de seguridad. Conseguir una correcta alineacion de miras con el blanco de manera rapida.
 Efectuar el disparo con seguridad manteniendo la presion correcta sobre el disparador.

A la orden del Timmer se desenfunda, alinea miras y efectua dos disparos  a la zona elegida del blanco y enfunda. El disparo es a 2 manos.
 Repite hasta culminar la serie de 10 disparos, antes de enfundar realiza un cambio de cargador rapido o de emergencia, libera corredera y enfunda.
 Efectua la segunda serie hasta terminar el cargador. total 20 disparos efectuados.

 Errores permitidos maximos 10% es decir solo dos disparos podran estar fuera de la zona.
Verificar con el timmer los tiempos al primer disparo que dara una indicacion del tiempo de desenfunde y verificar el tiempo entre el primer y segundo disparo que es la rapidez en la secuencia o ejecucion del doble tap.
 Logrado este objetivo puede pasar a la segunda practica, de lo contrario repetir el ejercicio. El objetivo final es que los 20 disparos esten dentro de la zona elegida. 
Para ello se puede dibujar al centro del Blanco zona A un circulo de 10 cms. de diametro.

Lo correcto y objetivo ideal alcanzado es lo indicado en el primer blanco. A lo sumo se permite la dispersion de lo indicado en el segundo blanco.






Otro objetivo ademas de concentrar los disparos en la zona elegida, es ir disminuyendo los tiempos en el desenfunde y en la ejecucion del doble tap, algo que se ira alcanzando a traves de la practica continua. Tambien se puede practicar si cuenta con una glock, el control del disparador en el segundo disparo. Pero esto es conveniente hacerlo en la repeticion de practicas posteriores sobre este mismo ejercicio. Lo fundamental es concentrar los disparos como lo indica el primer blanco. El tiempo se puede ir mejorando a medida que repita este ejercicio. El control del disparador es un adorno necesario, solo cuando uno quiere colocar el segundo disparo en el  mismo lugar o muy cercano al primer disparo.

Alcanzado el objetivo en cuanto al error cometido se puede pasar al segundo ejercicio o practica.

Practica 2 Tiro apuntado a media distancia.

Solo 6 cartuchos por cargador.
Mismo blanco, misma altura del blanco.
Distancia al Blanco desde el puesto del tirador  10 metros.
El ejercicio es el mismo, en este caso con un total de 12 disparos a zona, apuntando y alineando correctamente la mira (alza guion blanco). Disparo a dos manos.
Error maximo permitido solo 1 disparo fuera de la zona.
Objetivos similares al anterior ejercicio.
Utilizacion del timmer similar.

Alcanzado este objetivo se pasa al tercer ejercicio o practica.

Practica 3 Tiro apuntado a larga distancia.

Solo 6 cartuchos por cargador.
Mismo blanco misma altura del blanco.
Distancia al Blanco desde el puesto del tirador 15 metros.
El ejercicio y utilizacion del timmer es similar a las dos practicas anteriores.
El objetivo se mantiene igual. disparo a dos manos.
 Cantidad maxima de errores solo 1 disparo fuera de zona.

Alcanzado el objetivo en estas 3 primeras practicas, podemos pasar a la practica del tiro instintivo. Es decir se efectua el disparo sin toma de miras.

Practica 4 Tiro instintivo a muy corta distancia.

En este caso se utilizara el mismo tipo de blanco y altura del blanco, solo que la distancia al blanco sera de 3 metros.
Dos cargadores con 5 cartuchos cada uno.
A la señal del timmer y sin tomar miras se desenfunda a una sola mano , se efectua un solo disparo a la zona y se enfunda. Se repite el ejercicio hasta terminar el cargador, previo a enfundar hace cambio de cargador, libera corredera y enfunda repitiendo hasta terminar el segundo cargador. 
Error maximo admitido 20% o sea 2 disparos fuera de zona.

Practica 5 Tiro instintivo a corta distancia.

El ejercicio objetivos y cantidad de disparos fuera de zona es similar al anterior solo que la distancia al blanco sera de 5 metros.
El tiro instintivo solo debe practicarse a corta distancia, para mayores distancias siempre es conveniente  tomar linea de miras.

En el video siguiente podemos apreciar algunas tecnicas a tener en cuenta. El cambio de cargador cuando no tenemos parapeto lo hacemos siempre con rodilla en tierra tratando de reducir el perfil expuesto. Si alcanzamos la rapidez necesaria, es decir tardamos mas en colocar rodilla en tierra y levantar con respecto a lograr el cambio de cargador de manera rapida, entonces podremos ejecutar este cambio de parado pero flexionando las rodillas apenas,  como para bajar igualmente el perfil. La tecnica de cambio de cargador alcanza su mejor punto u objetivo, cuando se logra rapidamente y sin perder la mirada al blanco.






Practica 6  Transicion de Blancos  Tiro apuntado. Corta distancia.

Ahora comienza la etapa en donde debemos resolver disparando a dos manos, tiro apuntado ejecutando dos disparos a cada blanco.
 La transicion se hace no solo con las manos, sino tambien con la cintura.
 En el instante que la linea de miras esta centrada con el segundo blanco, se bloquea la cintura y se dispara.
 Al ejecutar este ejercicio por primera vez, la transicion debe ser lenta hasta alcanzar la cadencia y rapidez necesaria que nos permita lograr siempre una buena precision. Generalmente se comienza por el blanco de la izquierda y luego prosigue con el de la derecha, siempre y cuando ambos esten a la misma distancia.
 Esto es asi, solo por motivo de orden, pero nada impide comenzar por el blanco de la derecha.
 La secuencia entonces es a la orden del timmer, desenfunde dos disparos al blanco izquierdo zona central demarcada, transicion al blanco de la derecha, dos disparos misma zona y enfunde.

Dos cargadores 8 cartuchos en cada cargador.

 Esto permite 2 transiciones por cargador.
La distancia a los blancos es de 5 metros, separando los blancos  3 metros.
 Los blancos con zona de 10 cms. de diametro demarcada. 
Pueden utilizar un CD en desuso para demarcar la zona.
El objetivo como siempre sera agrupar dentro de la zona demarcada. 
El cambio de cargador sigue siendo el mismo, es decir cambio de emergencia (cuando se acaba la municion, corredera atras, se descarta cargador vacio, se coloca uno lleno, se libera corredera se enfunda y prosigue). 
El error admitido es del 10%. Maxima cantidad de disparos fuera de la zona demarcada  2 en total. Una vez alcanzado el objetivo se puede ampliar la distancia entre blancos 1 metro, para lograr precision con distintos angulos de giro de la  cintura.




Practica 7 - Transicion de Blancos Tiro Apuntado - Media distancia.

Idem al ejercicio anterior colocando los blancos a 10 metros de distancia.
Dos disparos a cada blanco.
Objetivo el mismo, al igual que la cantidad de cartuchos por cargador.

Practica 8 - Transicion de Blancos . Tiro Instintivo - Corta distancia.

Idem al ejercicio 6,  los blancos a 3 metros,  cuatro cartuchos por cargador. Tiro instintivo (sin tomar linea de miras). 2 Disparos a cada blanco.
Objetivo: Todos los disparos dentro de la zona demarcada. 
Maximo error,  un solo disparo fuera de zona demarcada en total.

Practica 9 - Transicion de Blancos - Tiro Apuntado - Variedad de distancias.

Este es un ejercicio muy particular, utilizado en tiradas sociales, donde se aplican las tecnicas conocidas, solo que debe comenzarse por el blanco mas cercano, no importa su posicion en el conjunto de blancos.
 En este caso debe comenzarse por el blanco de la derecha, luego seguir con el blanco de la izquierda culminando el pasaje sobre el blanco situado al medio pero mas alejado.
12 cartuchos por cargador debiendo efectuar dos disparos por blanco. el cambio de cargador es similar (cambio de emergencia).
Maximo error admitido 1 impacto fuera de zona por blanco.
Como siempre decimos, al comenzar con este ejercicio, la cadencia de disparos debe ser lenta hasta alcanzar la precision buscada, aumentando la velocidad del doble tap y la velocidad en la transicion. Lo esencial es que priva la precision sobre la velocidad.





Hasta aqui los ejercicios que corresponden a nivel inicial y primera parte del nivel intermedio. Los ejercicios que siguen son conocidos como de enfrentamiento cercano, trabajando con mano habil e inhabil con distancias entre 2 y 5 metros en su mayoria tiro instintivo.
Estos ejercicios deben repetirse de manera constante hasta alcanzar la precision y la rapidez esperada. La utilizacion del timmer es esencial para poder efectuar los analisis, respecto a los tiempos empleados, en cada uno de los pasos ejecutados (desenfunde, primer disparo, diferencia entre primer y segundo disparo o doble tap, diferencias en la transicion entre blancos, etc.).
Evidentemente lograr el control adecuado del arma, exige constancia tiempo y recursos pero seguramente podra observar como adelanta en los resultados obtenidos.
Seguramente habra dias en que los ejercicios fluiran sostenidamente y con muy buenos resultados y otros en donde no le pegaremos ni al aire. Esto es normal ya que nuestra reaccion esta intimamente ligada a nuestro estado de animo. Para lograr cierta estabilidad en los resultados, seguramente requerira entrar en concentracion un breve tiempo antes de la practica. Esto se logra de muchas maneras, una de ellas es preparar la pedana sin apuros, sin nervios. Luego preparar el equipo, la municion, ajustar el timmer etc. pensando en los resultados a obtener. Un precalentamiento de la masa muscular, practica de desenfunde y algunos disparos en seco con un buen encare al blanco, recordando las tecnicas adquiridas. Y como anticipo colocar un blanco a 7 metros de distancia, definir una zona de disparo delimitandola con un circulo de 10 cms. y disparar pausadamente, sin apuros, llevando a cabo el control del disparador de manera suave. Con diez disparos a la zona, adquiriendo linea de mira y verificando el resultado, podremos entrar en ritmo y saber en que condiciones estamos.
Todo entrenamiento debe ser planificado. El plinking o tiro informal (dispararle a cualquier cosa, a cualquier distancia) no es una actividad inteligente y se contrapone a un verdadero entrenamiento. No malgaste tiempo y municion. si quiere lograr un buen resultado entrene inteligentemente, persiguiendo un objetivo hasta  alcanzarlo. No avance los ejercicios,descartando los que no le gusta o que le resultan dificiles o tediosos recuerde que Ud. esta compitiendo con Ud. mismo. Solo Ud. puede superarse pero tambien engañarse. En el primer caso esta avanzando rumbo al exito, en el segundo ya conoce los resultados. Buena suerte y buena practica.





Ing Pedro E. Navarro
Setiembre 2016






29 de agosto de 2016

RECARGA DEL .380 ACP CON DILLON 550 - RUGER LCP.

Despues de mucho tiempo, decidi elegir un arma para Backup o respaldo que cumpliera con las condiciones de: Bajo peso, perfil delgado y calibre igual o cercano al 9mm.

 Fueron muchas horas de investigar, leer folletos, articulos, videos y comentarios en distintas redes. Al final la eleccion recayo en la RUGER LCP. En mi articulo anterior sobre esta arma, se han definido cualidades, ventajas aunque no desventajas.

Partiendo del concepto que, el arma de respaldo podria ser utilizada para un enfrentamiento muy cercano, con tiro instintivo mas que apuntado , los aparatos de punteria no tenian por que ser tan sofisticados ni presentar salientes (quizas no requerian ser empleados). Descarte todo tipo de apuntador laser o ayuda similar. El calibre podria ser 9mm luger o .380 ACP no menor a eso ya que la utilizacion del arma de respaldo uno la prevee como la ultima oportunidad y ademas debe ser una sorpresa para el contrincante (debe aparecer de la nada), por lo que seguramente la utilizaria en algun bolsillo o funda disimulada. Esta pistola cumplia con todos los requerimientos iniciales. En la fotografia que sigue la podemos apreciar en todo su "esplendor". Martillo oculto, aparatos de punteria espartanos y de bajo perfil (todo ayuda para evitar enganches)


Resultado de imagen para ruger lcp

Su carga a pleno son 6 cartuchos en linea del calibre .380 ACP o 9 corto. Este calibre para muchos quizas no tenga la potencia necesaria, pero todo depende del tipo de punta y principalmente de la experiencia (entrenamiento) que uno disponga con este pequeño calibre (que no es tan pequeño). Los disparos seran a zona para neutralizar y seguramente no seran en avance (poca potencia de fuego), sino en franca retirada.

Una sola desventaja le encontre a esta pistola y es que , debido a lo afinado que resulta el diseño, si lo vemos cuando empuñamos, nos encontramos con que el boton liberador del cargador sobresale unos cuantos milimetros (unica manera de que realmente pueda trabajar),  por lo que si la llevamos  sin funda, en el bolsillo, este boton tiende a liberar en cualquier momento por roces o presion en esa zona, soltando el cargador. A tener cuidado entonces  o utilizar la pistola con una funda adecuada.

Diferencias en tamaño del 9mm. luger con el .380 ACP.

This is an image of a caliber comparison

En realidad las diferencias visuales llevadas a la practica son reales en cuanto a su prestacion.

 El 9mm. tiene un peso de punta de casi un 30% mas que el .380 ACP y su velocidad tambien, por lo tanto la energia cinetica puesta en juego es mayor (a favor del 9mm. luger).

 Para tener una idea de los valores puestos en juego en cada calibre, el 9mm luger utiliza una punta normal entre 124 y 130 gns, mientras que el .380 ACP utiliza una punta de 85 a 95 o 100 gns.

Con respecto a la cantidad de polvora (que en definitiva determinara la velocidad del proyectil en vuelo) con A2 de FM para el 9mm. luger  utilizamos 4,2 gns. para un tiro entre liviano y termino medio, mientras que para el .380 ACP la cantidad de polvora varia entre 2,7 a 3gns siendo este ultimo valor el empleado para una carga "picante". En realidad lo picante no lo es tanto si utilizamos una Bersa ya que su masa es mayor y necesita mas energia para poder realizar el ciclo completo en el disparo. 

En el 9mm. luger podemos "jugar" con valores mayores,  que al final  determinara una mayor presion para igual peso de punta y que al comenzar el vuelo del proyectil le permitiran desarrollar una  velocidad mas elevada..

 Esto es asi por que la mayoria de estas pistolas utilizan el sistema de cierre acerrojado (locked breech).

En cambio  la mayoria de las pistolas que utilizan el calibre .380 ACP (no  todas), se basan en el sistema Blowback o cierre por inercia de masas (cierre no calzado).

Este tipo de cierre es exclusivo de algunas pistolas de bajo calibre y reducido tamaño. Por lo tanto aqui no podemos jugar con cargas demasiado "extremas".
Otro tanto tambien a tener en cuenta es que,  la precision a larga distancia se ve afectada por el tipo de cierre utilizado.
 De alli que no pretendamos una extrema precision con este calibre. Segun mi experiencia es un calibre y un arma excelente para el combate a corta y muy corta distancia (no superior a los 15 metros) y con disparos a zona.

RECARGA DEL .380 ACP

Conociendo entonces algunas caracteristicas de este calibre, decidi encarar la recarga del mismo, ya que pretendo entrenar  de manera constante con esta pistola y este calibre.
Para la recarga poseo una DILLON 550 a la cual como es logico hay que reemplazar el cabezal con los Die respectivos y tambien la unidad de conversion respectiva.

Lo primero fue conseguir el juego de Dados coincidentes con el calibre.

 Precisamente y por uno de esos avatares, luego de tratar de conseguir estos elementos (no muy faciles de hallar ya que pocos recargan este calibre), los encontre en la vitrina del Tiro Federal de Cordoba e inmediatamente pasaron a formar parte de mi inventario. Si bien no eran marca Dillon, los que consegui eran Lyman y se adaptan perfectamente.

 Adquiri tambien un Tool Head para dejar este cabezal armado y ajustado de manera permanente.

El problema en realidad venia por el lado de la unidad de conversion Dillon




Revisando el catalogo de la Dillon encontre una sola diferencia con el Kit  de 9mm luger. Esa diferencia esta dada por el tipo de vaina.

 Si observamos en la fotografia anterior donde comparamos la vaina 9mm. luger con respecto a la vaina del .380 ACP, podemos observar que aparte de diferir en el tamaño (la .380 ACP es mas corta y conforma un cilindro recto), mientras que la 9 x 19 es mas larga y conforma un cono, si observamos con mas detenimiento, vemos el canal de extraccion que es mas ancho en la .380 ACP que en la 9 mm luger. Asimismo el diametro de la vaina tomando la medida en la base es medio milimetro mas chica (9.5 mm para la .380 ACP y 10 mm para el calibre 9mm luger.

Esta es la diferencia que nos haria presuponer que es necesario cambiar la conversion, pero en realidad, el powder funnel es el mismo para ambos calibres (F  13806), mientras que los pines tambien son iguales (3  14060), la unica diferencia esta dada en  el Shell Plate que en el calibre .380 es el Nº 3 codigo  13684  mientras que en el 9mm. es el Nº 5  codigo 13743.

En mi caso como me costaba  conseguir esta conversion y habiendo armado el Tool Head (cabezal) con los dados correspondientes, deje la conversion en 9mm. luger que tenia y trabaje mis primeras recargas sin problemas.

Podria haber seguido recargando de esta manera si no hubiera ocurrido que, viendo la pagina de Full Aventura me encontre con la tan codiciada conversion para el .380 ACP, que tambien es compatible con el .38 Super Comp (otro calibre para el cual comenzare la recarga en breve).

Hoy la recibi por correo, de alli a montarla y probar era un solo paso. Pero como la duda continuaba, decidi ver la diferencia entre el Shell Plate numero 3 y el numero 5, calibre mediante les medi el espesor y efectivamente, la numero 3 es mas alta y coincide entonces con el canal de extraccion mas ancho en el .380 ACP.

Lo que encontre es que con el Shell Plate Numero 5 se pueden tomar las vainas 9mm Luger y las .380 ACP, mientras que con el Shell Plate numero 3 solo se pueden tomar las vainas del .380 ACP  (canal de extraccion mas ancho y diametro mas chico) pero no las de 9mm. Luger .

Esto lo comento y precisamente va dirigido  para aquellos que pretenden lanzarse a la recarga de este calibre (.380 ACP) y cuentan con la conversion para 9mm. Lo pueden hacer sin problemas, son compatibles aunque el fabricante no lo diga.
 Quizas la vaina cabecee un poco si se efectuan movimientos bruscos pero ello no ocurrio en mi caso.



Resultado de imagen para tipos de puntas para balas calibre .380 acp

Polvora A2

Esta polvora quizas no sea la mas adecuada para este calibre, pero es la que disponemos en mayor cantidad al igual que el fulminante.

Por estas pampas ( Cordoba - ARGENTINA), se consiguen fulminantes  marca IMAZ fabricados en miramar a solo 220 Kms. de mi ciudad, o sea que la alternativa es valida.

Para conocer su comportamiento, decidi como corresponde, generar algunas probetas recargando grupos de 10 cartuchos para igual tipo y peso de punta (FMJ Full Metal Jacket) o mas conocida como ojival cobreada.

Los distintos grupos se armaron con pesos de polvora de:

2,1   2,3   2,5  2,7  y 2,9 grains.

Las pruebas seran a distancias no mayores a los 15 metros y se medira la velocidad a 1 metro de la boca del cañon y se comprobara el agrupamiento como asi tambien el comportamiento de la pistola en cuanto a su cierre.

La idea es lograr un buen agrupamiento con el maximo de velocidad posible, sin castigar a la pistola.

Luego seguiran las pruebas con otros tipo de polvora (A22b  UW 2000 etc.) solo polvoras y fulminantes nacionales, para finalmente utilizar puntas huecas y poder medir la energia potencial.
En la proxima seguramente publicare el resultado de estas pruebas.

Respecto a las puntas huecas, estoy probando un prototipo de punta fragmentable. Su composicion es a base de polimeros, cobre pulverizado y tungsteno. La idea es no utilizar plomo.
Dado que nuestra reglamentacion lo prohibe (la utilizacion de punta hueca) pero nada dice respecto a una punta fragmentable o deformable, estamos trabajando este prototipo de punta,  que consta de una camisa externa rellena por dentro de material frangible que permite mantener el peso de la bala en  95 gns.

 Es decir que se convierte en una punta deformable con igual prestacion que una punta factory en cuanto a energia cinetica y potencial.

Hasta la proxima.



Ing. Pedro Navarro
Agosto 2016





RECARGA DEL .380 ACP CON DILLON 550 - RUGER LCP.

Despues de mucho tiempo, decidi elegir un arma para Backup o respaldo que cumpliera con las condiciones de: Bajo peso, perfil delgado y calibre igual o cercano al 9mm.

 Fueron muchas horas de investigar, leer folletos, articulos, videos y comentarios en distintas redes. Al final la eleccion recayo en la RUGER LCP.

Partiendo del concepto que, el arma de respaldo podria ser utilizada para un enfrentamiento muy cercano, con tiro instintivo mas que apuntado , los aparatos de punteria no tenian por que ser tan sofisticados ni presentar salientes (quizas no requerian ser empleados). Descarte todo tipo de apuntador laser o ayuda similar. El calibre podria ser 9mm luger o .380 ACP no menor a eso ya que la utilizacion del arma de respaldo uno la prevee como la ultima oportunidad y ademas debe ser una sorpresa para el contrincante (debe aparecer de la nada), por lo que seguramente la utilizaria en algun bolsillo o funda disimulada. Esta pistola cumplia con todos los requerimientos iniciales. En la fotografia que sigue la podemos apreciar en todo su "esplendor". Martillo oculto, aparatos de punteria espartanos y de bajo perfil (todo ayuda para evitar enganches)


Resultado de imagen para ruger lcp

Su carga a pleno son 6 cartuchos en linea del calibre .380 ACP o 9 corto. Este calibre para muchos quizas no tenga la potencia necesaria, pero todo depende del tipo de punta y principalmente de la experiencia (entrenamiento) que uno disponga con este pequeño calibre. Los disparos seran a zona para neutralizar y seguramente no seran en avance (poca potencia de fuego), sino en franca retirada.

Diferencias en tamaño del 9mm. luger con el .380 ACP.

This is an image of a caliber comparison

En realidad las diferencias visuales llevadas a la practica son reales en cuanto a su prestacion.

 El 9mm. tiene un peso de punta de casi un 30% mas que el .380 ACP y su velocidad tambien, por lo tanto la energia cinetica puesta en juego es mayor (a favor del 9mm. luger).

 Para tener una idea de los valores puestos en juego en cada calibre, el 9mm luger utiliza una punta normal entre 124 y 130 gns, mientras que el .380 ACP utiliza una punta de 85 a 95 o 100 gns.

Con respecto a la cantidad de polvora (que en definitiva determinara la velocidad del proyectil en vuelo) con A2 de FM para el 9mm. luger  utilizamos 4,2 gns. para un tiro entre liviano y termino medio, mientras que para el .380 ACP la cantidad de polvora varia entre 2,7 a 3gns siendo este ultimo valor el empleado para una carga "picante".

En el 9mm. luger podemos "jugar" con valores mayores que al final,  determinara una mayor presion para igual peso de punta y que al comenzar el vuelo del proyectil le permitiran desarrollar una mayor velocidad.

 Esto es asi por que la mayoria de estas pistolas utilizan el sistema de cierre acerrojado (locked breech).

En cambio  la mayoria de las pistolas que utilizan el calibre .380 ACP (no  todas), se basan en el sistema Blowback o cierre por inercia de masas (cierre no calzado).

Este tipo de cierre es exclusivo de algunas pistolas de bajo calibre y reducido tamaño. Por lo tanto aqui no podemos jugar con cargas "extremas".
Otro tanto tambien a tener en cuenta es que,  la precision a larga distancia se ve afectada por el tipo de cierre utilizado.
 De alli que no pretendamos una extrema precision con este calibre. Segun mi experiencia es un calibre y un arma excelente para el combate a corta y muy corta distancia (no superior a los 15 metros) y con disparos a zona.

RECARGA DEL .380 ACP

Conociendo entonces algunas caracteristicas de este calibre, decidi encarar la recarga del mismo, ya que pretendo entrenar  de manera constante con esta pistola y este calibre.
Para la recarga poseo una DILLON 550 a la cual como es logico hay que reemplazar el cabezal con los Die respectivos y tambien la unidad de conversion respectiva.

Lo primero fue conseguir el juego de Dados coincidentes con el calibre.

 Precisamente y por uno de esos avatares, luego de tratar de conseguir estos elementos (no muy faciles de hallar ya que pocos recargan este calibre), los encontre en la vitrina del Tiro Federal de Cordoba e inmediatamente pasaron a formar parte de mi inventario. Si bien no eran marca Dillon, los que consegui eran Lyman y se adaptan perfectamente.

 Adquiri tambien un Tool Head para dejar este cabezal armado y ajustado de manera permanente.
El problema en realidad venia por el lado de la unidad de conversion Dillon


Resultado de imagen para unidad de conversion dillon

Revisando el catalogo de la Dillon encontre una sola diferencia con el Kit mas comun en su utilizacion,  que es el de 9mm. Esa diferencia esta dada por el tipo de vaina.

 Si observamos en la fotografia anterior donde comparamos la vaina 9mm. luger con respecto a la vaina del .380 ACP, podemos observar que aparte de diferir en el tamaño (la .380 ACP es mas corta y conforma un cilindro recto), mientras que la 9 x 19 es mas larga y conforma un cono, si observamos con mas detenimiento, vemos el canal de extraccion que es mas ancho en la .380 ACP que en la 9 mm luger.

Esta es la diferencia que nos haria presuponer que es necesario cambiar la conversion, pero en realidad, el powder funnel es el mismo para ambos calibres (F  13806), mientras que los pines tambien son iguales (3  14060), la unica diferencia es el Shell Plate que en el calibre .380 es el 3  13684  mientras que en el 9mm. es el 5  13743.

En mi caso como me costaba  conseguir esta conversion y habiendo armado el Tool Head con los dados correspondientes, deje la conversion en 9mm. luger que tenia y trabaje mis primeras recargas sin problemas.

Podria haber seguido recargando de esta manera si no hubiera sido que, viendo la pagina de Full Aventura me encontre con la tan codiciada conversion para el .380 ACP, que tambien es compatible con el .38 Super Comp.

Hoy la recibi, de alli a montarla y probar era un solo paso. Pero como la duda continuaba, decidi ver la diferencia entre el Shell Plate numero 3 y el numero 5, calibre mediante les medi el espesor y efectivamente, la numero 3 es mas alta y coincide entonces con el canal de extraccion mas ancho en el .380 ACP.

Lo que encontre es que con el Shell Plate Numero 5 se pueden tomar las vainas 9mm Luger y las .380 ACP, mientras que con el Shell Plate numero 3 solo se pueden tomar las vainas del .380 ACP pero no las de 9mm. Luger.

Esto lo comento para aquellos que pretenden lanzarse a la recarga de este calibre (.380 ACP) y cuentan con la conversion para 9mm. Lo pueden hacer sin problemas, son compatibles aunque el fabricante no lo diga.
 Quizas la vaina cabecee un poco si se efectuan movimientos bruscos pero ello no ocurrio en mi caso.



Resultado de imagen para tipos de puntas para balas calibre .380 acp

Polvora A2

Esta polvora quizas no sea la mas adecuada para este calibre, pero es la que disponemos en mayor cantidad al igual que el fulminante.

Por estas pampas se consiguen marca IMAZ fabricados en miramar a solo 220 Kms. de mi ciudad, o sea que la alternativa es valida.

Para conocer su comportamiento, decidi como corresponde, generar algunas probetas recargando grupos de 10 cartuchos para igual tipo y peso de punta (FMJ Full Metal Jacket) o mas conocida como ojival cobreada.

Los distintos grupos se armaron con pesos de polvora de:

2,1   2,3   2,5  2,7  y 2,9 grains.

Las pruebas seran a distancias no mayores a 15 metros y se medira velocidad y se comprobara el agrupamiento como asi tambien el comportamiento de la pistola en cuanto a su cierre.

La idea es lograr un buen agrupamiento con el maximo de velocidad posible, sin castigar a la pistola.

Luego seguiran las pruebas con otros tipo de polvora (A22b  UW 2000 etc.) solo polvoras y fulminantes nacionales, para finalmente utilizar puntas huecas y poder medir la energia potencial.
En la proxima seguramente publicare el resultado de estas pruebas.

Respecto a las puntas huecas, estoy probando un prototipo de punta deformable que es una FMJ adaptada.
Dado que nuestra reglamentacion lo prohibe (la utilizacion de punta hueca) pero nada dice respecto a una punta deformable, estamos trabajando un nuevo tipo de punta que consta de una camisa externa rellena por dentro de material frangible que permite mantener el peso de la bala en 10s 95 gns.

 Es decir que se convierte en una punta deformable con igual prestacion que una punta factory en cuanto a energia cinetica y potencial.

Hasta la proxima.



Ing. Pedro Navarro
Agosto 2016